Gorilas

Gorila, el mayor de los grandes simios y uno de los animales más estrechamente emparentado con los seres humanos. Como los chimpancés, los orangutanes y otros grandes simios, los gorilas son miembros del orden de los Primates. Los monos y los seres humanos también pertenecen a este orden.

Aunque durante muchos años los gorilas se han clasificado dentro de una especie, los estudios genéticos más recientes parecen indicar que esta clasificación debería modificarse y separar los gorilas en dos especies: los gorilas occidentales y los gorilas orientales. Cada especie estaría formada por varias subespecies.

Los gorilas occidentales viven en la porción occidental de África central (Gabón, República Democrática del Congo, Camerún y República Centroafricana). Los gorilas orientales viven en la parte oriental de República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda. Aunque casi todos los gorilas que hay en los parques zoológicos son gorilas occidentales, una subespecie del gorila oriental, denominada gorila de montaña, es muy conocida debido a los numerosos estudios y documentales que se han realizado sobre su vida en estado salvaje.

Al nacer, los gorilas son pequeños y pesan unos 2 kg. Las hembras adultas alcanzan un peso de unos 90 kg y una altura de 1,5 m, mientras que los machos pesan entre 140 y 180 kg y alcanzan una altura de 1,8 m. La piel del gorila es negra, el pelo es basto y de color negruzco que se vuelve gris en la espalda de los machos viejos (por esta razón reciben el nombre de espaldas plateadas). Los gorilas tienen una cabeza grande, con la cara desprovista de pelo, la nariz chata, con unas ventanas nasales anchas, y las mandíbulas fuertes. Los ojos y las orejas son pequeños, y el arco superciliar prominente. La caja craneana y el volumen del cerebro son más pequeños que en los seres humanos. La estructura del esqueleto del gorila es similar a la del hombre, aunque los huesos del primero son más anchos, los brazos más largos y las piernas más cortas. La columna vertebral carece de las curvaturas necesarias para mantener una posición erguida durante mucho tiempo. De este modo, aunque el animal es capaz de permanecer erguido, y a veces camina en esta posición durante lapsos cortos (apoyándose en las ramas de los árboles o en cualquier otro soporte), lo normal es que se desplace encorvado empleando los nudillos de las manos para soportar parte de su peso corporal.

PUBLISHED by catsmob.com

(Visited 205 times, 1 visits today)
Comparte con tus AmigosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print